domingo, 28 de noviembre de 2010

.: Comienzos... :.

...de unos cuantos poemas...

video

Yann Tiersen - "La Valse d'Amelie"

sábado, 27 de noviembre de 2010

.: Sábado :.

Duele el silencio de este sábado,
duelen sus minutos, el filo de sus dudas,
el presagio del rumor de las esquinas,
la incertidumbre del viajero cansado,

su espera en la terminal del aeropuerto.

Duele el silencio de este anochecer,
cuando lo que se espera es el bullicio
de una ciudad encendida,
un disparo de ternura a quemarropa,
la piel vistiéndose de piel.

.: En un bar :.

Tras el cristal
aquella antigua fachada de la Calle Toledo,
el cielo limpio y el otoño alojado en el aire.

Madrid se detiene y se hace postal,
un instante que se pega en la retina,


...y su beso
que se instala en mi piel,

en las ganas de habitar estas calles

y ser, definitivamente, ciudadano de sus días.

jueves, 18 de noviembre de 2010

.: Veinte segundos :.

Sólo son veinte segundos,
sólo un relámpago,

pero parece pararse el tiempo

y todo se congela,

todo menos tú,
el café
y todos mis miedos.


Fito y Fitipaldis - 'Cerca de las vías'


...Yo he crecido cerca de las vías
y por eso sé,
que la tristeza y la alegría,
viajan en el mismo tren,


¿Quieres ver el mundo?
Mira, está debajo de tus pies...

miércoles, 17 de noviembre de 2010

.: Descubrir :.

He descubierto en ti
el dulzor de lo amargo,
la duda de la puerta entreabierta,
el tono que no descansa en la palabras.

Y no quise aparecer de repente
ni siquiera estar en tus tardes,
ni ser lo que dejaste en el camino,

no quiero ser esa parte de mi otra vez.

Y me muestro
como nieve que se derrite en las manos,
como ráfaga de viento
que no sabe si hiela o aviva el fuego,

y cada mañana

........como el disimulo que abraza tu sombra.

.: 11 años sin ti :.



Hoy hace 11 años que Enrique Urquijo nos dejó.

Vuelvo a dejar por aquí lo que escribí hace unos años.

.: Aún lloran :.

Llora Noviembre,
y llora con los ojos cerrados
como cuando él cantaba
antes de bajarse del escenario.

Lloran todas sus calles,
lloran buscando sus pasos,
y por
Malasaña
aún se preguntan
porqué ha pasado.

No me acostumbro,
y a veces le busco
cerrando cualquier bar de la ciudad,

y lloro en Noviembre
esperando verle de nuevo cantar...

Pasan de largo los noviembres
y en sus fríos diecisietes
aún lloran las canciones
y todos los acordes
'aún no inventados'.

Aún llora Noviembre,
y llora con los ojos cerrados…

y no me acostumbro...

y lloro en Noviembre
esperando verle de nuevo cantar…

esperando verle de nuevo cantar…

...

También dejo un pequeño homenaje de unos 8 minutos a Enrique Urquijo y a Los Secretos que hicieron en el programa de la COPE 'El Laboratorio':



y además...

'Aunque tú no lo sepas'. Brutal canción. Grande Enrique. Siempre Enrique.





Aunque tu no lo sepas
me he inventado tu nombre
me drogué con promesas
y he dormido en los coches.

Aunque tu no lo entiendas
nunca escribo el remite en el sobre
por no dejar mis huellas.

Aunque tú no lo sepas
me he acostado a tu espalda
y mi cama se queja
fría cuando te marchas.

He blindado mi puerta
y al llegar la mañana
no me di ni cuenta
de que ya nunca estabas.

Aunque tu no lo sepas
nos decíamos tanto
con las manos tan llenas
cada día más flacos.

Inventamos mareas
tripulábamos barcos,
encendía con besos
el mar de tus labios.

(*) La foto de arriba la hice yo mismo en la Plaza Mayor de Madrid el 22 Mayo 1999

sábado, 13 de noviembre de 2010

.: Hasta que huele a café :.

A veces cuesta respirar
y otras muchas hasta vivir,


y es que hay días que sangran desde
las seis de la mañana,

y no dejan de sangrar hasta que huele a café
y sé de ti,

de tus tardes, de cómo respiras,
de cómo vives.

A veces cuesta tanto...

lunes, 8 de noviembre de 2010

.: Transiciones :.

Envejezco
en esta transición de ideas,
en este tiempo donde me sangra
el verbo dudar.

Quise enrolarme en sus manos
y matar el frío de los lunes,
quemar este paréntesis,

vencer el veneno

de los días que se alejan
sin dejar huella.

Pero se impone el cansancio,
el futuro del verbo dudar,

porque la incertidumbre se ha instala
en este ejército que defiende
esta ciudad, su nombre, sus cambios,
las ganas de amar…

sábado, 6 de noviembre de 2010

.: Extrañamente :.

Extrañamente te siento
en la respiración agitada
de la tarde,
en la duda de la maleta que se vacía
cuando acaba el viaje,

y parece que estuvieras aquí
desde siempre, habitando todos
los minutos que levantan este cuarto,
haciéndome tuyo, devorándome.

Extrañamente te siento,
aunque desde aquí
ya no se escuche el rumor de la autopista,

aunque el hueco entre dos camas
hoy parezca un abismo.


Ariel Rot - 'Colgado de la luna'

viernes, 5 de noviembre de 2010

.: Acércate :.

Acércate ahora
que la luz enmudece
y cuéntame tus manos abiertas,
el gesto encendido,


dime lo que tus pies quieren recorrer
-o quizá desandar-
hazme hilo de tu voz, sílaba en tu lengua,
gemido que habite en el centro de tu pecho.

Ahora acércate,
y que la luz enmudezca,
hazme ser historia que no tiemble si mañana te vas.

jueves, 4 de noviembre de 2010

.: Encontrar :.

En este reducido espacio
la busco cada noche,

y la busco
sabiendo que no está…


Hoy por fin la encontré,
justo cuando había pensado
en abandonar.


Me bastó con cerrar los ojos

y escuchar

como
cae
la lluvia
sobre
el cristal.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

.: Carreteras :.

Cuando me alejo de mis calles, de mi cotidiano desorden, me invade el inevitable vértigo de las distancias, la altura de la ausencia de quienes desean mi regreso, la caída libre a una soledad que se arropa con sábanas frías.

Sucesión de señales, obras, peajes, perros muertos, conductores suicidas…un pasillo y una puerta. Y otra vez el inevitable vértigo al abrir un nuevo armario que no huele a la complicidad de los días.

A menudo pienso en desertar, en fundar una nueva ciudad donde las carreteras sólo sirvan para acercar a quienes necesiten del calor de una mirada, de un tequiero. Puede que algunas sean carreteras secundarias, mal asfaltadas, pero siempre serán carreteras de vuelta. Es sólo un sueño.

Y aquí –lejos de mis calles, de mi cotidiano desorden- es más otoño. Así me lo recuerdan el milagro del color amarillo y marrón del paisaje, la dejadez de la luz en la tarde, mi tos seca, el frío que queda en mi espalda cuando ella se baja del coche…¿hace frío en Madrid?

Tengo sueño. Me miro al espejo y me veo más viejo y cansado que ayer. Ya me acostumbré al crujir de este suelo al andar. Otro día descansaré. Otro día buscaré la carretera de vuelta.