martes, 17 de abril de 2007

.: Tarde de lluvia :.

Relámpagos.
La ventana sin cortinas se ilumina
como el rostro del niño
coloreado por una vela de cumpleaños.
El trueno acerca el tiempo del silencio.
Y se va. Pronto volverá de nuevo.
Lluvia anunciada por el olor húmedo
igual que las paredes de esta casa vacía.
La fuerza de agua arrastra la basura
que se acumula en las aceras,
el billete de Metro y unas monedas.

Y yo, miro por la ventana sin cortinas.
Te imagino bajo la ducha aquel día.
Qué hermosa estabas.

Y tú ya no iluminas
en días de lluvia y relámpagos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario