martes, 14 de agosto de 2007

.: Reencuentro :.

Un reencuentro
cuando el tiempo ataja la semana
y las ausencias se quejan en silencio
y se quedan desamparadas.

Has vuelto para llenar descampados,
para cultivar soles en ojos tristes,
para imaginar roces donde hay aire.

Te esperaban batallones de pasos perdidos
y yo te esperaba sentado, herido por mis sueños.
Pero has vuelto, y has vuelto para subir escalones.

Y ahora sólo queda seguir tu rastro / y no perderlo.

Te espero / en este nuevo reencuentro.

3 comentarios:

  1. Todas las idas tienen sus venidas y lo mejor de echar de menos, sin duda, los reencuentros... Aunque ¿qué hay mejor que un reencuentro inesperado?

    ResponderEliminar
  2. Los reencuentros con mariposas que vuelven a aletear en el estomago, con la risilla tonta nerviosa. Si, me gustó leer tu reencuentro.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo22:53

    Y que sea un reencuentro infinito,
    hasta donde el tiempo alcance....
    enhorabuena.
    Saludos. Jswy.

    ResponderEliminar