domingo, 27 de diciembre de 2009

.: Se vende :.

Es el tiempo el que hace crujir
la madera de las escaleras y no mis pasos,
ni el peso de la historia aferrada a la barandilla:
una guerra, dos nacimientos y una extraña soledad
habitan el rellano del segundo piso.

Doblar un camisón y una falda de tablas sin estrenar,
sacudir un sombrero borsalino,
descubrir cartas amarillentas en un altillo
que revelan dudas y amores en tiempos inciertos
-y aquella otra que nunca recibieron los Reyes Magos-
ojear los sellos del centenario del ferrocarril,
cerrar cajas y llenar bolsas…

Deshacer un hogar después de setenta años,
colgar el cartel de se vende


¿qué queda de ese olor a naranja y de esos aviones de papel?

cruje la madera…
¿por qué no subí más veces estas escaleras?

2 comentarios:

  1. Me recuerda a cuando vaciamos la casa de mis abuelos... fechas estas para recordar a los que ya no están. Un beso grande, con abrazo. Ellos celebran desde otro sitio, seguro.

    ¿Qué pasa con esas cañitas? :D

    ResponderEliminar
  2. Desconcierto20:42

    Gracias Mayte por pasar por aquí y en este en concreto....fechas para recordar a los que ya no están...eso es...
    Gracias por este comentario, gracias.

    un beso y un abrazo....

    ¿qué pasa con esas cañitas? jejeje

    ResponderEliminar