jueves, 21 de enero de 2010

.: Lo que jamás he contado :.

Vine a Praga a romper esta canción
por motivos que no voy a explicarte,
a orillas del Moldava
las olas me empujaban
a dejarte por darte la razón.

Ay! Praga, Praga… Praga
donde el amor naufraga
en un acordeón.
Ay! Praga, darling, Praga
los condenados pagan
cara su salvación.

“Cristales de Bohemia” – Joaquín Sabina


vamos pa' ya con una canción:

Si ya no hay vuelta atrás
a veces sería mejor no cantar
lo que jamás he contado,
volver de cien viajes más
escapar del lado salvaje de la frase
Mon amour, ¿todo fue un engaño?.

A mis veintiocho de niño payaso
jugando a beber de tus dieciocho,
una niña bailando en el cielo
de mi infierno de fuego y de barro,
mujer de bandera
con los pies pisando mi tierra.

Orense no fue París, amor,
ni el Sil afluente del Sena,
pero, corazón,
a tu lado me hubiera quedado
debajo de nuestro carballo
…el final de un Robinson
antes de haber naufragado.

El destino se sentaba contigo y conmigo
y la noche dormía debajo de una tulipa
de la barra del bar Miudiño,
una isla donde desnudos
se apilaban cien libros,
dos vidas sin pulso, tres penas
y una canción del Urquijo.

Orense no fue París, amor,
ni el Sil afluente del Sena,
pero te juro, corazón,
a tu lado me hubiera quedado
debajo de nuestro carballo
…el final de un Robinson
antes de haber naufragado.

El destino nunca dormía contigo y conmigo
y era amigo de la cobardía y la tropelía
de las malditas despedidas…

malditas sean las despedidas…

Y a mis cuarenta
ya quisiera yo beber de tus treinta,
el principio de un Robinson
sin nombre, sin isla, sin corazón
después de haber, otra vez, naufragado,

todavía una niña,
por siempre mujer de bandera…

Pero a veces sería mejor no cantar
lo que nunca jamás he contado…

Orense no fue París, amor,
ni el Sil afluente del Sena,
pero te juro, corazón,
a tu lado me hubiera quedado
debajo de nuestro carballo
…el final de un Robinson
antes de haber naufragado.

6 comentarios:

  1. Si ya no hay vuelta atrás, para qué recordar? Mejor que los años y los minutos fluyan como el agua de los ríos.

    Me gustó mucho tu poema, aunque creo que debo releerlo, para sacarle más jugo.

    Saludos y
    hasta otra

    eloy

    ResponderEliminar
  2. Que bonito. Cantatelo, anda.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me pongo en pie, amigo. Pero como dicen por ahí ¡cántela carajo!

    ResponderEliminar
  4. GRACIAS ELOY.....es bueno recordar, aunque no haya un 'volver'

    un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Mayte...me encanta cuando dices que 'te gusta'....eres la mejor de las críticas (cuando no dices nada me digo 'no le gustó')

    un be-r-so!!!!

    ResponderEliminar
  6. Tocayo...la estoy cantando

    un abrazo!!!

    ResponderEliminar