martes, 9 de febrero de 2010

.: Década :.

Así, de repente, busqué una nueva década
en el fondo de mis bolsillos rotos,

y buscando encontré una peonza,
el mapa de un cuerpo sin colonizar
y la decepción del nombre prohibido.

Pero fue la década quien me encontró
en medio del invierno,

y la peonza
comenzó
a girar,
me asenté en un pliegue del sur del cuerpo,
y la decepción
siguió
siendo
decepción…

hay comienzos que bien valen
segundas partes
.................y una espera,


hay décadas que ven la luz
antes de soplar la vela,

y ahí estás tú,
en medio de mis cuarenta inviernos...

2 comentarios:

  1. Esos son los mejores encuentros.

    Me gusta!

    ResponderEliminar
  2. Desconcierto19:47

    Gracias por dejar una miga de locura por aquí

    un abrazo!

    ResponderEliminar