sábado, 3 de abril de 2010

.: Tazones :.

El azul se funde con el verde
y rompe en las rocas
en una espuma que atrapa retinas
agitando la conciencia.

Huele a manzana y serrín,
a desniveles imposibles,
a huellas ancestrales
y a una bendita niebla
que sigue sin tener sitio en los mapas,

el silencio muere en regatos sin nombre
o en el vuelo de un leve recuerdo
entre soportales y travesías mojadas
cuando el reloj, irremediablemente,
marca el regreso al gris…

y yo,
parte de una fotografía sin hacer
,
fragmento de una escapada
donde la lluvia lo es casi todo,
no encuentro explicación a tanta belleza.

2 comentarios:

  1. ¡qué bien expresas sensaciones que yo también he sentido!.
    Tazones es un lugar privilegiado

    Saludos
    eloy

    ResponderEliminar
  2. Yo, parte de una fotografía sin hacer....

    me chifla!

    ResponderEliminar