miércoles, 12 de enero de 2011

.: Por descubrir :.

Se puede crear todo un continente
en dos metros cuadrados,
el mapa de un encuentro de piel,
el irrefrenable deseo
de quienes quieren olvidar su nombre.

Hay escaleras que resbalan
buscando la emergencia
del contacto encendido,
la gota de lluvia en la cara,
el arañazo de la noche a las tres de la tarde,

la humedad en este reino de naipes.

Y me pierdo en su laberinto
sin argumentos ni luz de salida,
enredado al abecedario de su lengua,
al ojo de un cielo que claudica
al orgasmo sin el tacto de la sábana.

Quedan continentes por descubrir,
mapas que plegar sobre el vientre


.........y gemidos que beban de este agua.

6 comentarios:

  1. Anónimo21:58

    ummm, me encanta. Beso

    ResponderEliminar
  2. Anónimo22:45

    Buena descripción, perfecta diria yo,siempre sorprendiendo..jejejeje,
    un besote!

    ResponderEliminar