martes, 28 de febrero de 2012

.: Tu voz al otro lado del teléfono :.


Tu voz, más allá del invierno

y tus pasos colonizando presencias
en la escarcha
que cubre
este poema.

Las calles y sus restaurantes
te seguían esperando
como esperaba yo
el calor
de tu nombre

o como, sencillamente, me esperabas tú.

Siempre tú.

En esto de la espera
podrían proclamarte campeona del mundo,

quizá seas la protagonista
del Muelle de San Blas,

y yo el tipo de aquel sueño
que nunca consigue vestirse
y siempre llega tarde a su cita…

Tu voz, más cerca de la primavera
y tus pasos
acuchillando
ausencias.

No,
no éramos nosotros
el día en que, sin despedirnos,
nos hicimos invisibles.




Frank Postigo - El muelle de San Blas

Enorme versión la de Frank...

12 comentarios:

  1. Conozco esta canción por Maná, es muy emotiva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tienes oportunidad de ver a Frank no lo pienses...te encantará.

      Eliminar
  2. Menos mal que no eran , porque que triste es llegar a ser invisible.

    Nunca habia escuchado esta canción de Mana, por Frank Postigo, fantastica versión.

    Muaks.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si eres de Madrid acércate a ver a Frank, suele estar los martes en el Rincón del Arte Nuevo.

      Gracias por pasarte de nuevo.

      Eliminar
  3. Hola Desconcierto!!

    No consigo escuchar la canción,qué pena Antonio,imagino que será tan buena,cómo las que siempre nos dejas.

    Parecemos dispuestos siempre a esperar...o a que nos esperen,según el caso.

    Un abrazo y gracias por venir a verme,eres un cielo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, por estar siempre por aquí.

      Creo que el mp3 ya se oye...estos de 'goear' suelen fallar de vez en cuando.

      besos

      Eliminar
  4. Anónimo20:08

    Lo mejor de ti es que la esencia es la misma..pero la forma de expresarla ha adquirido una maestría extraordinaria..me paso por aquí y me encuentro con esta belleza adornada con esa canción de frank..y me veo en ese pequeño rincón de color rojo..él con el ducados y el cubata en el suelo..el taburete..la guitarra..aquel montón de cañas..gracias.santi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...aquel montón de cañas...joder, cómo pasa el tiempo...un tremendo placer saber que estás cerca...vente!!!

      Eliminar
  5. exacto...maestría extraordinaria... "el día en que, sin despedirnos,
    nos hicimos invisibles"... a veces sin quererlo... me emocionó... gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Judith...qué difícil es emocionar...te agradezco tus palabras.

      besos

      Eliminar
  6. El muelle de san blas es B-R-U-T-A-L.
    A veces pienso que sólo nos volvemos invisibles realmente cuando queremos serlo, pero no hay nada mejor que saber buscar.

    Muuuuuá

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Señorita Migas...escribe que te estoy esperando!

      Eliminar