jueves, 3 de mayo de 2012

.: Retrovisor :.




Ya no queda nadie en esta orilla,

la ciudad que habitaba en mis manos
ha huído buscando otras vías,
otros reyes, nuevas formas de respirar,

y el viaje continúa...

los árboles y los recuerdos
se van perdiendo a la velocidad
que marca mi torpeza, temblando,
con la desgana de un paisaje que hiere la retina.

Y yo conduzco buscándote,

bebiéndome el azar del camino,
la lluvia de una ausencia que nunca termina,

haciendo de cada viaje un nudo en la garganta.

Música - Ismael Serrano 'Km 0'
Vídeo - carreteras y vías en Palencia
27/04/2012

4 comentarios:

  1. Hola Desconcierto!!
    Cómo me alegra que por fin hayas escrito de nuevo y cuánto me gusta esos vídeos que haces,en el tren,desde el coche,y la música es muy buena la de Ismael,queda sensacional.

    Viajes también hacia tu interior,mirándote desde dentro y exteriorizando tus emociones por el camino,en tus pasos vas dejando huellas,no lo sabes?,no sólo te marcan a ti,sino que tú consigues dejar tu huella en los demás y a pesar del silencio,a pesar del mal tiempo,también se agradece saber eso.

    Todo pasa veloz y si miras hacia atrás,como si de un retrovisor se tratara,verías momentos de ti,de los demás disueltos en agua hasta su total desaparición,sólo puedes mirar hacia adelante,siguiendo tu propio camino.

    Y basta de decir tonterías,jaja,pero me gustó mucho tu poema,eso quería decirte,lo que pasa es que me lío.

    Un fuerte abrazo y...cuidaíto en la carretera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viajar mirando el retrovisor hace que el viaje no se disfrute tanto.

      Gracias Estrella, siempre, por estar dejando tus comentarios (que no son "tonterías" como dices a veces).

      Abrazo!

      Eliminar
  2. Hace un par de años sentí algo así, cuando la ciudad donde vivo empezó a ponerse muy violenta y tuve que cambiar mucho mi estilo de vida; no sé de que manera describir la relación con esto pero justo lo que escribes me pasó en aquel tiempo...
    ¡Qué bueno que estés de vuelta!

    ResponderEliminar
  3. Cuesta volver a la normalidad después de los cambios, ¿verdad?
    Gracias a ti por seguir pasándote por aquí...

    un beso desde Madrid

    ResponderEliminar