lunes, 1 de octubre de 2012

.: Espectador :.


A lo lejos
la ciudad es una fotografía
de ciudad cansada,
de luces que tiemblan
al cerrarse los portales.

Al otro lado una pareja
se ahoga en un charco
y los coches salpican
noticias que nunca debieron nacer.

La atmósfera limpia el cielo de mentiras
mientras las chimeneas
escupen ráfagas de desamor
y dejan a los pájaros huérfanos de aire.

Nadie está a salvo de una calle sin nombre,
nadie reinventa su vida para pasar frío,

deja que te seque
y abrázame.


Pablo Milanés - "Para vivir"



8 comentarios:

  1. Nadie reinventa su vida para pasar frío.... qué grande y qué cierto! Pero aún así, anque no sea eso por lo que nos reinventamos, muchas veces no podemos evitarlo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. reinventarse pa'na...¿no?

      gracias señorita

      besos

      Eliminar
  2. Hola
    Me llamo Carla y tengo un directorio web. Me ha encantado tu blog! Tienes unos post muy interesantes, te felicito!. Buen trabajo, por ello me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, para que mis visitantes entren a tu web y obtengas mayor tráfico.
    Si estás de acuerdo házmelo saber.
    PD: mi email es: mendezcarla90@gmail.com
    Carla.

    ResponderEliminar
  3. Sé que no tiene que ver o quizá sí, pero al leer "Espectador", "Fotografía" (como encuadre) y "Atmósfera", pensé en Leonardo Da Vinci y el tono azulado de las montañas cuando las ves desde lejos. Quizá porque es lo que veo todos los días como espectadora desde el autobús :)

    Me gustó el tiempo... observar... observar... para de repente actuar y ser.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada poema se dice por algo, pero lo bueno son las interpretaciones que cada uno deja cuando lo lee...preciosas las tuyas.

      La vida se ve desde el asiento de un autobús...la ciudad es un claro ejemplo de la vida...el pulso del día a día se ve en las calles.

      Gracias

      Eliminar
  4. Siempre genial. Vengo siempre a tu blog con la seguridad de encontrar algo bueno. Un fuerte abrazo, poeta.

    ResponderEliminar
  5. Tras el frío congelante de la tormenta, la competencia de los charcos y las verdades que silenciosas se colan como nitrógeno en la cabeza... Ese abrazo es el paraíso.

    ResponderEliminar
  6. Hola Desconcierto!!
    Llego por fin a ti, a una ciudad sin nombre, sin aire, todo parece normal, hasta vulgar, mientras la vida sigue su ritmo, a pesar nuestro.
    Al menos podemos mirar hacia el cielo y ver el paso de las nubes, como va dejando su tristeza sobre nosotros.Es bello.
    Un abrazo Antonio!!

    ResponderEliminar