martes, 6 de noviembre de 2007

.: Dos :.

Hemos dejado los acertijos aparcados
bajo la sombra de lo que fuimos
y ahora somos espejo de lo que seremos,
reflejo de sonrisas recién dibujadas.
Es fácil entenderte ahora que las máscaras
se borraron de la piel y las corazas se rompieron.

No es lo mismo intuirte que sentirte,
imaginarte que tocarte. Ya no hay esperas.

Y ahora espero que caigan noches
en nuestras espaldas para beberte,
para dibujar viajes al azar
en mapas sin fronteras.

Ahora es tiempo para dos.
Es tiempo de calor en días sin sol.

1 comentario: