miércoles, 12 de noviembre de 2008

.: No es bueno tanto café :.

No sé como empezar, y ya empecé…

Noviembre doce
y empiezo a echarte de menos,
aunque ya empecé hace seis meses
al terminar la función en aquel
Café.

No hubo segunda parte. Fracaso en taquilla.
Tampoco habrá dvd.
The End.

en la próxima película
haré de poli corrupto y cabrón
, pensé

pero no lo consigo y...


...yo sigo siendo aquel
...a pesar de las dudas
...y mi eterna locura
...yo sigo siendo aquel
(*)

como decía, te echo de menos
y cada mañana mojo las ganas de verte
en el café con leche, corto de café,
en el oscuro bar de la cuarta planta,


Welcome to the Bronx, love.

7.30 a.m y el ascensor aún me pregunta por ti
y yo ya no sé qué decir. Hoy mejor bajo a pie.
Ciento diez escalones y un pasillo para olvidar
que tu taburete, junto al mío, sigue vacío
y que decidiste no volverme a besar.

¿qué habrás comido?
el café, ¿con sacarina?

las 6.00 p.m, te echo más de menos
ahora que la tarde invita a ir de bares
y las farolas alumbran los besos,


pero mojo las ganas de llamarte
en un café solo con hielo, largo de café...

(*) Raphael

2 comentarios:

  1. La emperatríz del pantano8:21

    Me estoy cansando
    de estar donde no debo,
    o donde debo
    pero aún así me canso...

    A veces a la vida hay que agarrarla por las solapas, darle un rodillazo en los huevos y escupirle entre los ojos.

    Descargas adrenalina
    y luego
    mansamente
    ¿vuelves al redil?

    va a ser que no...

    la única manera de salir de un túnel
    es caminar
    siempre
    en la misma dirección,
    si te equivocas puedes escoger
    el camino más largo
    pero al final
    hay salida...

    si cambias constantemente
    de rumbo
    no saldrás
    nunca
    nunca
    nunca

    y escribirás mil veces el mismo poema, como yo hago

    (muy bonitas las luces de borracho)

    Un beso con abrazo

    ResponderEliminar
  2. Mi querido amigo, he venido a tu blog para ver más en profundidad tus trabajos. me gusta este concertado desconcierto, este parir del dios caos provocador. Gracias por tu comentario en mi blog. Ahí está para cuando quieras visitarlo. Un abrazo. Tino

    ResponderEliminar