sábado, 8 de noviembre de 2008

.: Noviembre ocho :.

Hoy quise estar a tu lado,
de hecho, hace un rato,
se lo contaba al agua de la ducha
cuando resbalaba por mi cara,


y a la toalla,

y a la noche de este viernes
que hoy llega antes de tiempo
sin preguntar por dónde me perderé.

Noviembre siete, y sigues sin venir,
pero siempre estás…

Estos días la casa tiene el rumor de una oficina,
la apatía de un lunes en la línea 10 del metro,
el ritmo del péndulo del reloj que atrasa.


Sus paredes nunca llegaron a ser blancas.

Hoy quise estar a tu lado, como ayer,
y hacer arder todas las calles de Madrid.

2 comentarios:

  1. La emperatríz del pantano11:12

    Te abrazo y me guardo estas letras en el fondo del alma, porque estos "putos poemas" que vomitas son preciosos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por estar.

    La verdad que me duró poco esa retirada, ese dejar de escribir, ese descansar de todo esto....necesito vomitar a veces y salen 'putospoemas' que ya quisiera que fueran con otro fondo, más alegres...perooooooo, ya sabes...es lo que hay...

    Mil gracias por pasarte.

    otro beso

    ResponderEliminar