jueves, 15 de febrero de 2007

.: A esa mirada :.

Una mesa separa
tus manos de mis manos,
tu cara de mi cara…tus labios,
distancia insalvable para mis deseos,

y por debajo
las ganas se dibujan en silencio.

Mientras, cuatro discuten del tiempo,
hace calor haciendo frío,
yo te hablo sin palabras. Sólo miradas.

Tú mírame, conozco tus signos,
deduce los míos en estos minutos…

Miradas furtivas
entre espuma de cerveza
y sonrisas sabor a sidra,
certezas que cercenan mi herida,
la raya de tus ojos y tu boca
se deslizan por mi espalda.

El tiempo se bebe las horas,
y tú me enredas, me ganas,
me clavas en el pecho tu voz,
destrozando este corazón…

1 comentario:

  1. Anónimo7:17

    Hay que alquilar miradas de vez en cuando, el estres debe de salir xD...

    Momentos cotidianos que dejas marcados...se siente...se siente...

    Un beso.

    Amelié

    ResponderEliminar