domingo, 24 de junio de 2007

.: Un naufragio :.



Y en cada mar un puerto, una casa
y en cada casa un naufragio
de mesas y sillas,
de camas.

Siempre presagio
que mi vela
la doblega el viento,
que vence, siempre, el hastío
buscando la libertad de la ciudad con mar,
y una sirena sin nombre
queda varada de tanto esperar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario