domingo, 15 de agosto de 2010

.: Agosto :.

Sólo se oye el sonido
de las cigarras
y el rumor lejano
de algún coche perdido,

el monótomo latido
de la ciudad se detiene en un Agosto
libre de semáforos,
vacío de culpas y urgencias.

Ojos cerrados por vacaciones,
sol que ciega los calendarios,

y yo buscándote en cada siesta,
en cada grado a la sombra
de un recuerdo sin edad.

Rumor de noche cerrada
y mi mano acaricia tu pierna
esperando el otoño de una ola
que nunca llega a esta playa de asfalto.

2 comentarios:

  1. Que nunca llegue el otoño.
    Es bellísima.

    Muá

    ResponderEliminar
  2. Gracias por poner tu miga de locura en estos desconciertos

    garcias

    y besos

    ResponderEliminar