jueves, 26 de agosto de 2010

.: Regresar :.

Dejo Madrid
con todos sus desastres
y algún pequeño milagro.

Cuando regrese
seguramente
ya no exista lugar para aparcar
este desfile de ganas,
quizá las carreteras
sean tan intransitables como
aquel otoño por su vientre,
posiblemente el primer café
muera en la urgencia
de una caída de ojos.

Me llevo al sur
-entre mis desastres
y esta ola de calor-
un

..pequeño
.........milagro,

y cuando regrese,
seguramente,
esta ciudad
seguirá siendo igual de hermosa.

7 comentarios:

  1. Anónimo16:33

    se te va a echar de menos...seguro...disfrúta mucho...a la vuelta todo estará en el mismo lugar dónde lo dejaste.

    ResponderEliminar
  2. "Lo unico constante es el cambio.."

    ResponderEliminar
  3. ¡Vaya, llego justo cuando te vas!te esperaré,leyéndote,escuchándote..
    Qué disfrutes,aunque del calor,no te vas a librar.
    Hasta pronto!!

    ResponderEliminar
  4. Creo que cuando regreses las cosas seguiran lo mismo e igual con menos calor. La calidez la pones tu con tus versos. Como siempre, me encantaron. un abrazote

    ResponderEliminar
  5. Gracias a los cuatro...

    ya estoy de vuelta...de momento las cosas siguen en su sitio...

    Espero que todas!

    un abrazo y gracias por pasaros por aquí...

    ResponderEliminar
  6. Espectacular en su sencillez, maestro.

    ResponderEliminar