miércoles, 3 de junio de 2015

.: Respirar y volver :.

Nace el día con la urgencia
de una luz que lleve tu nombre
y que marque mi piel
como aquellos días
donde nada nos hacía
presagiar derrotas,

soy consciente de mis tardes,
y de la verdad de mi insomnio,
de esta nube donde te imagino
ofreciéndome el milagro de un sueño,

y apareces justo cuando el oxígeno
y los pulmones viven en la indiferencia
del acto reflejo y la vida es un rumor
de llaves en una casa deshabitada,

sabemos que la ley de la gravedad no existe
donde se rozan nuestros dedos
y se mezcla la saliva de los abecedarios

Porque contigo
     cualquier caída 
          es siempre un acierto...

...Y nace el día con la urgencia
de una luz que lleva tu nombre...

No hay comentarios:

Publicar un comentario