sábado, 27 de enero de 2007

.: Eran tres :.

Alguna vez oyó
que uno y uno no eran dos,
que la química se marchita
y se enfría el calor.
Sonrió.

Y en la penúltima cena
las miradas no se encuentran,
los besos se sirven fríos
en platos de sopas de letras
sin la a de amor.

y ahí fuera llovía
mientras su mirada decía
vámonos
pájaros que quieren volar
sin echar la vista atrás,
pero la tormenta los mojó.

Aquí dentro llovía
mientras el silencio dolía
y, lentamente, sin querer
morían los dos.
Pero uno y uno eran tres
…eran
tres

y ahí fuera amanecía
mientras su mirada decía
quédate mejor
pájaros que quieren resucitar
sin echar la vista atrás,

Uno tiene que perder,
pero uno y uno eran
tres.
…eran tres…eran tres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario