lunes, 15 de enero de 2007

.: Aún existes :.

La apariencia de la luz de mi sombra
difumina y adivina lo más próximo
y me asombran las distancias.

Los palmos en el plano
se hacían insalvables…

no pude estar a tu lado.

Y tu esencia permanecía
dibujando esta estancia.

Días y noches de luto,
reteniendo ausencias
en el frío de un calendario.

Junios tristes
con tintes de meses eternos.

Pero descubro,
al releer las páginas,
que aún existes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario