viernes, 23 de enero de 2009

.: Anoche (en La Concha) :.

La tempestad
no sabe de bahías
ni de playas
y golpea fuerte,
sin piedad

hermosa
la fotografía de La Concha

y su vendaval

espuma de mar
que trata de huir
buscando la paz

olas que juegan a ser Dios,
mareas que remueven
la arena de este corazón espectador

la tempestad no conoce la calma,
no hay peine para estos vientos

se paró el gran reloj
se apagaron las farolas de la rampa
ni un alma llega de la Parte Vieja

y yo respiro el temporal
apoyado en la barandilla del Paseo

hermosa La Concha
y su vendaval…

…el taxi puede esperar

No hay comentarios:

Publicar un comentario