sábado, 25 de abril de 2009

.: Soles :.

Hay soles que ciegan,
que marcan la piel con el falso bronce
de la serenidad de los días,


hay soles que eclipsan ese horizonte
que conduce el presente y escribe futuros,

hay soles que confunden y queman
haciendo de las noches refugio
de todos los instintos,

y hay soles como tú,
que irremediablemente dan la vida…

1 comentario:

  1. como siempre genial. me encanta este arranque existencial para luego transformarlo en metáfora dándole sentido al poema. Un abrazo. Tino

    ResponderEliminar